Carta de una mujer que está harta de ser un objeto

|

22 dic. 2016

Hoy salí a la calle como tantas otras veces con un propósito específico: tenía que ir a la tienda. 
Es algo que hace todo el mundo ¿no? No tendría que tener nada de especial.
Pero soy mujer. 
Eso siempre SIEMPRE lo hace diferente.
Porque eso hace que nunca sepa realmente si volveré a casa con una sonrisa en el rostro o la mirada gacha y un sentimiento de impotencia en el corazón.
Sonará dramático, y sí admito que soy una chica un poco dramática. 
Pero creo firmemente que esto no es solo drama y que no me pasa solo a mí.


Llegué a la tienda y como era de esperarse había un grupo de hombres bebiendo cerveza.
No voy a quejarme de que un grupo de amigos se reúnan a beber un domingo por la tarde.
No tendría ningún problema con eso, si solo estuvieran ahí, charlando como personas sin molestar a nadie.
Pero parece que cuando una chica de 22 años se acerca al radar de los sujetos que poblan mi país no pueden evitar decir lo guapa que les parece de la forma más grosera posible.
Lo triste es que aunque vivo esta experiencia al menos dos veces por semana (por no decir diariamente) aun soy incapaz de reaccionar ante esto. Me bloqueo, agacho la mirada y me alejo lo más rápido posible.
Me da pena admitirlo.
 Quisiera ser la chica fuerte que se voltea y les da su merecido. 
En mi mente me salvo a mí misma de estos hombres todo el tiempo.
En mi mente volteo y les doy una paliza, o como mínimo les digo un par de verdades sobre el acoso.
Pero parece que aun no estoy lista para ser mi propia heroína.


Así que ahora hago algo que probablemente no sea la solución al problema, pero al menos espero que llegue a alguien y genere algún efecto en esa persona.
No lo escribo para llorar virtualmente o ser una víctima en toda potencia.
Escribo esto simplemente porque tengo la esperanza de que quiza lo lea algún hombre de los que aun piensan que a las mujeres nos gusta oír sus "piropos" en la calle.


La mayoría de las mujeres tenemos gente a nuestro alrededor que nos quieren. 
Ellos nos dicen todo el tiempo lo hermosas, inteligentes y divertidas que somos.
Incluso si no tuviéramos a esas personas nos tenemos a nosotras mismas para decírnoslo.
Sabemos que somos guapas, sabemos que somos inteligentes, y capaces y divertidas si hay que serlo.
No necesitamos que venga un extraño a gritarnos públicamente que tenemos un buen trasero.
Así que "si solo quieres alagarme" recuerda que el mejor alago es mantener la boca cerrada y respetar mi espacio personal. Para mí y muchas mujeres no hay mejor alago que ese.

Sueño con vivir en un país en el que pueda ser realmente libre. Libre de salir a la calle cualquier día a cualquier hora sin temor a las miradas irrespetuosas y palabras que causan el mismo efecto que un cuchillo: asustan y ocasionalmente hieren.
Sueño con vivir en un país en el que no tenga que preocuparme cada vez que salgo de casa por si volveré a ella en el mismo estado en que salí.
 Y no, no digo que para los hombres este mundo sea seguro, ellos también corren riesgos por supuesto.
 Pero el riesgo que corren los hombres no lo corren por ser hombres, el riesgo que yo corro lo corro por ser mujer.
Por ser mujer un par de chicos me asaltaron hace unos meses cuando caminaba a casa junto a mi madre a las ocho de la noche.
Estoy segura de que si el acompañante hubiera sigo mi padre el par de muchachos de veintitantos años ni siquiera se me hubieran acercado.

 Y sí, tengo una madre que debió ser boxeadora y que les dio unos buenos golpes antes de que se fueran (un aplauso para ella, que es mucho más fuerte de lo que yo seré jamás).
Pero ni ella pudo evitar que esos tipos se llevaran mi celular y algo mil veces más valioso que eso: mi confianza y el falso sentimiento de libertad que hasta ese momento me acompañaba.

Han pasado días, semanas, meses... y no hay un solo día en que deje de preguntarme ¿qué hubiera pasado? ¿qué hubiera pasado si yo hubiera sido él en vez de ella? creo que el celular y la confianza seguirían conmigo ¿qué hubiera pasado si no tuviera una madre dispuesta a acompañarme a casa desde el paradero? eso prefiero no pensarlo demasiado, me da escalofríos pensar en las posibles respuestas.

Mis queridos lectores y lectoras, espero que algo de esto tenga sentido.
Espero que sirva para algo, aunque ese algo solo sea que no olvidemos un problema que a fines del 2016 aun no tiene solución.
Espero que si son mujeres no hayan vivido nada peor que yo, sé que yo he tenido mucha suerte comparada con la de otras.

Espero que algún día, el ser mujer no sea un peligro.
Porque todos merecemos ser libres.
Y el miedo nos vuelve esclavos.

Nos leemos

3 comentarios:

  1. Hola Gaby, si definitivamente esto es algo que hay que empezar a cambiar, también pasa mucho en Colombia el machismo es descomunal, aquí lastimosamente cada media hora matan, violan, empalan, descuartizan, maltratan a 35 mujeres y niñas de nuestro país (si no son más), incluso es algo preocupante, porque esto viene de tiempo a tras. En lo personal siendo Gay tiendo a tener un respeto hacia las mujeres, principalmente por que en casa privo la presencia de mujeres como mi Madre, tías, abuela, así que por lo tanto tiendo a tenerles respeto además de eso ellas pasan a ser mis amigas, compañeras y personas que juegan un rol importante en mi vida. Tocando tu tema este tipo de cosas son puro machismo, en lo personal no creo que un hombre educado haga estos piropos pero sin embargo hay que una que otra vez pasan, creó que todo esto se debería acabar sin embargo es difícil porque pasa como los Homosexuales a pesar de ser algo más aceptado por la ley y por ser tema tocado por los medios de comunicación se sigue sufriendo de discriminaciones, comentarios y todo por "Machismo" creó que toda la educación partida desde pequeños conduce a esto. Como Por ejemplo cuando se va a un lugar publico como un restaurante y uno se va para los baños y el baño de mujeres hay casi siempre una larga cola en cambio lo de los hombres todo normal, esto pasa porque los establecimientos ponen la misma cantidad de baños para ambos sexos y no ven que para las mujeres se deberían tener más baños ya que tienen otras necesidades y tardan más porque tienen que sentarse, cambiarse la toalla en fin.... a lo que quiero llegar es que este mundo fue hecho para hombres y por eso es que el feminismo lucha por sus derechos, no es gusto que se eduque a que la niña debe ser esto y el niño debe ser lo otro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Tienes toda la razón, esto no es un tema de leyes, es educación. En general la tolerancia y el respeto a las personas (independiente de si son hombres, mujeres, gays, ancianos o lo que sea) es algo que viene de casa. Al mismo tiempo estamos en una época en la que se ven intentos de mejora pero todo está a medias lo que crea muchas contradicciones, como que las mujeres podamos estudiar una carrera y ser independientes pero al mismo tiempo que se den estas cosas o muchas otras similares. Espero que algún día vivamos en una sociedad más tolerante, no digo que todos tengan que estar de acuerdo o apoyarse necesariamente, pero al menos sí respetar. Creo que educar para el respeto es el primer gran paso. Gracias por pasarte por aquí.
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Saludos Gaby.

    Lo mejor que puedes hacer es no prestar atención en situaciones como la que comentas.

    Realmente la verdad es que la sociedad en general es muy materialista. Las personas somos vistos como objetos por las demás personas. No es algo que sólo te ocurra a ti, o a las mujeres, en realidad ser vistos como objetos le ocurre a todo el mundo. La sociedad es materialista, da un valor material a las personas, las personas valen o dejan de valer dependiendo de aspectos materiales. Una mujer vale si como dices tiene un buen trasero, y como es vista como un objeto no se le respeta, acaso alguien respeta a una silla?, para las mujeres el valor de un hombre es directamente proporcional al valor de su cuenta bancaria. He conocido hombres repugnantes, machistas, que desprecian a las mujeres, sin embargo siempre rodeados de mujeres )y bellas, evidentemente porque tenían muchísimo dinero.

    Por otro lado el mundo es un lugar hostil no sólo para las mujeres, también lo es para los hombres e incluso para los niños. ¿Que habría pasado si hubieses estado con tu padre en lugar de tu madre el día del atraco?
    Las probabilidades de que no hubiesen atracado son mucho más altas, pero si deciden atracar las probabilidades de que tu padre hubiese sufrido un ataque, incluso hubiese resultado muerto también se disparan exponencialmente.

    El mundo es un lugar materialista y hostil. Gracias a Dios no toda la gente es así. Si buscas encontrarás personas que te valoran por lo que eres como ser humano, y no por el trasero que tengas o los ceros de tu cuenta bancaria.

    Saludos

    ResponderEliminar