Reseña #45: HARRY POTTER Y LA PIEDRA FILOSOFAL (o la historia de cómo empezó mi fangirleo mágico)

|

5 ene. 2015


INFORMACIÓN TÉCNICA:

Título original: Harry Potter and the philosopher`s stone
Título en español: Harry Potter y la piedra filosofal
Autor: J. K. Rowling
Número de páginas: 254
Editorial: Salamandra
Saga: Harry Potter #1

MI OPINIÓN:

No. Nada de sinopsis. Realmente me pareció una pérdida de tiempo porque lo más probable es que aunque no lo hayan leído, seguro igual saben de qué trata este libro, y si por alguna extraña razón no lo saben es mejor que lo lean sin esperar nada. De todas formas, me pareció que la sinopsis estaba llena de spoilers.

Bueno, ahora si empiezo en serio. Y les advierto: no será tan corto.

Estoy muy feliz de haber decidido comenzar el 2015 con esta saga. No sé si la leeré muy rápido porque igual estaré un poquitín ocupada estoy días, pero seguro la disfrutaré mucho, Y ya la estoy disfrutando. Es curioso como J.K Rowling tiene esta increíble magia que permite que pueda leer sus libros una y otra y otra vez y nunca me aburran a pesar de saber todo lo que pasará de memoria. 




Este libro tiene un valor sentimental muy grande para mí, así que probablemente no sea muy objetiva, lo admito. La primera vez que supe algo acerca de Harry fue a mis 7 u 8 años, y no, no fue el libro. Un buen día papá llegó a casa con la primera película (en VHS) y la vimos por primera vez todos juntos en familia. La película me gustó, pero fue mi mamá la que la amó más. Supongo que a esa edad aun no entendía bien toda la trama, o tal vez aun prefería ver dibujos animados, nunca lo entenderé del todo.
Luego, otro día maravilloso, papá llegó a casa con un regalo para mí: Harry en papel para que mis ojitos se deleitaran con él y viajara al mágico mundo de Hogwars (para ese entonces ya era súper fan de las pelis). Lo leí de inmediato y me enamoré por completo de la historia y los personajes. Los siguientes años leí el segundo y tercer libro y me volví LOCA, completamente LOCA con esta saga (y eso que no había llegado ni a la mitad).
OK. Como este es un momento de confesiones y probablemente estamos entre fans, les contaré una anécdota algo vergonzosa para que entiendan hasta qué punto me obsesionaba Harry Potter: mi prima y yo en esa época siempre nos juntábamos a jugar a las barbies (yo tendría unos 9 o 10 años) y ambas éramos súper fans de Harry. No me gustaban los ken, porque no los consideraba lo suficiente masculinos y guapos para ser pareja de mis barbies así que en vez de eso tenía Max Steel. Mi prima y yo usábamos las barbies y los Max Steel para jugar  a Harry Potter y a Hogwarts y nos inventamos un montón de historias basadas en el mundo de J.K Rowling, incluso tenía un Max Steel al que le había pintado con lapicero un rayo en la frente para que pudiera interpretar el papel de Harry y jamás se la pude borrar. FIN DE LA CONFESIÓN. Por favor no se burlen demasiado, solo era una niña.

Y bueno, lo curioso del asunto es que a lo largo de los años he leído este primer libro de la saga muchas veces, y me parece que aunque de niña me encantaba, ahora lo disfruto todavía más que antes.

J.K Rowling tiene esa habilidad tan valorada en los escritores de atrapar al lector desde el primer capítulo del libro, y no solo eso, sino que crea unos personajes tan auténticos y un mundo tan complejo y fascinante que en realidad logra que te sumerjas en el libro y viajes a otro mundo desde el principio.



Realmente amo y admiro muchísimo a esta escritora porque para mí tiene un talento que no se ve todos los días. No todos los días lees un libro infantil (porque el primer libro de la saga es totalmente apto para niños) tan bien construido, con tantos detalles, con tantos personajes a los que encariñarse y donde ni sobran ni faltan palabras.
Algo curioso que me pasó al leer el libro es que durante la primera mitad del libro realmente detesté a Hermione, se me hizo tan pesada y lo curioso es que no recordaba que fuera tan molestosa, o tal vez en las lecturas anteriores no le presté tanta atención, pero si, se me hizo muy pesada.

En el libro hay muchas cosas distintas en comparación a la película, pero eso es algo de lo que hablaré con más detalle en otra entrada.
No voy a negarlo, es más voy a gritarlo virtualmente: ME ENCANTÓ VOLVER A HOGWARTS!!!

Y antes de terminar con esta reseña que se me está alargando tanto (intentaré hacer las otras más cortas) quería comentar que terminé de leer este primer libro con lágrimas en los ojos, me emocioné mucho y gran parte de la culpa la tuvo Dumbledore, con sus frases sabias… fue genial y cerré el libro con una súper sonrisa y ojos llorosos. No esperaba emocionarme tanto.

En resumen: Si no lo han leído, les pido de rodillas que lo hagan en cuanto sientan que es el momento indicado (cada libro tiene su hora, hay que respetarlo), pero denle una oportunidad… porque vale la pena.

CALIFICACIÓN:


3 comentarios:

  1. ¡Hola! me pasaba para avisarte que te deje un premio en mi blog: http://i-c-m-mycoolworld.blogspot.com/2015/01/premios-lovely-blog-award.html

    Besos♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. OMG! Muchísimas gracias! En serio no tienes idea de los mucho que me emociona!!!
      Nos leemos!
      :D

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar